Reflexiones

07 Jul

Siempre volvemos a recordar

By Pablus Monsoon

Varias veces escuché la excusa del “Tomo para olvidar”. Es la mentira más grande del mundo, junto con la de “No me escribo con nadie más” y la de “No me llegó tu mensaje”.

Vamos por parte… uno va a esos lugares de mala suerte. Alejados de toda mirada que pueda llegar a ser conocida, se sienta solo en la barra del lugar o en alguna mesa. No hay nadie, porque no va nadie a ese lugar. Vos te preguntas cómo hace ese lugar para sobrevivir pero lo que vos no sabes es que tienen un sótano con un cabaret y tráfico de abejas asesinas.

o-matic

Vos seguís ingenuo en la parte de arriba, pedís una cerveza, fernet, whisky, vino, ron, vodka, frizee,  todo junto o  lo que sea… y comienzas a debatirse cuándo detenerse. Siempre en algún punto decimos “No tomo más”, pero seguimos.

En ese momento es cuando vienen los pensamientos, las cosas que andaban nadando en tu cabeza, siguen ahí y se intensifican. No se olvidan. Te podés hasta olvidar que estás en un bar,  que no hay nadie, capaz que viene la mesera y te dice “Ahí hay un cabaret” y no le vas a entender ni una palabra porque terminas mirándole el exagerado escote, pero no te vas a olvidar de la razón que te llevo a tomar.

Y al final, eso que queríamos olvidar, es lo que más recordamos.

Share

15 Sep

Nadie va a venir a salvarte

By Pablus Monsoon

A nadie le importa realmente tanto como a ti el que te vayan bien las cosas, que tengas un título y una carrera, que sigas tu pasión, que tan inteligente o lindo te creas… lo único que realmente le importa a la gente es cuan útil le podes ser.

Te mereces lo que te has ganado con tus acciones, ni más ni menos, tu trabajo vale exactamente lo que los demás están dispuestos a pagar por él y ahora mismo estás donde deberías estar.

¿Y oportunidades? ¿Te quejas de oportunidades cuando has podido ir al colegio y a la universidad? ¿Cuando tienes acceso a hospitales, bibliotecas e Internet? ¿Cuando estás leyendo estas palabras desde tu iPhone? No me hagas reír.

Las oportunidades no las regalan: hay que ganárselas. Nadie te va a dar nada por tu cara bonita. Primero vas a tener de demostrar lo que vales.

Deja de ser una víctima. Basta de echarles la culpa a los demás repitiendo frases como “es que me despidieron” o “es que me quitaron los subsidios.”

¿Acaso alguien te obligo a entrar en esa empresa? ¿Acaso no sabías que te podían despedir en cualquier momento? ¿Esperabas que te regalen toda la vida los servicios?

El responsable eres tú, y han sido tus decisiones las que te han llevado hasta el punto en el que te encuentras. Bien, una ayuda de vez en cuando no viene mal pero ¿qué hiciste para no necesitar más esa ayuda?

Para cambiar tu situación, empieza por dejar de cargar tus problemas en la espalda de los demás. Asume de una vez que tú tienes el control de tu vida, que tú eres el único responsable de donde estás ahora y que tú eres el único que puede solucionarlo.

OPORTUNIDADES-600x400[9]

Hechos, no palabras

¿No tienes trabajo? ¿Te pagan una miseria? Seguramente haya un buen motivo para ello. Seguramente habrá miles de empresas que pudieran contratarte, pero eso será después que hayas producido algo y hayas demostrado lo que vales.

El nombre del juego es demostrar. ¿Qué puedes demostrar tú?

La idea en tu cabeza de que te mereces más de lo que tienes demuestra que no has entendido nada. Las palabras se las lleva el viento, así que menos hablar y más demostrar.

Porque nadie va a venir a salvarte; vas a tener que ser tú el que se gane la salvación.

Share

15 Sep

El lugar donde a nadie le importa

By Pablus Monsoon

Siempre me gustó la idea de descubrir que a la gente no le importa. Que tienen mejores cosas que pensar, que tienen cosas más importantes por las cuales preocuparse.

Vivir mi verdad es la manera más fácil, aunque duela y me asuste decirla porque sería como admitir que he estado viviendo una mentira. Pero no es tan así porque en realidad solamente está oculta.

Puedo compartir mi verdad o sentirme orgulloso de que soy honesto conmigo mismo, aunque a veces sí importa lo que digan los demás.

518878_940

Me gusta cuando la gente me ve y no le importa qué esté usando o de quién voy agarrado de la mano.

Siempre dije que ese lugar, se convertiría en mi hogar. Y me parece que ya lo encontré.

Share

07 Ago

El último bar

By Pablus Monsoon | 2 comments

2

Después de toda una vida de bares en bares, seguía prefiriendo perder el tiempo en un bar lleno de gente que le es indiferente con algo que emborracharse, a tener que perder el tiempo en cualquier otro lugar lleno de gente indiferente sin nada para emborracharse.

gibson-bar-palermo-local-081

Pero había algo distinto en aquél bar irlandés de la Plaza Armenia en Palermo. Algo que le decía que ese sería el último bar. ¿Pero qué pasó entonces? Pasó una mujer.

Una de esas mujeres que nunca terminan de pasar.

Share

16 Jun

Todo llega a su fin

By Pablus Monsoon

“Hay luz al final del túnel”,”Cuando una puerta se cierra, se abre una ventana”, “Dios aprieta pero no ahorca”, “Cuando termina una historia, comienza otra”…. y un sin fin de etc etc. Frases que suelen utilizarse para dar esperanzas.

Pero la verdad es que lo que muchos necesitamos no es esperanza, porque la mayoría ya sabe que hay luz al final del túnel, lo que necesitamos es saber cómo llegar a esa luz. De los momentos dolorosos es cuando más victoriosos salimos, son esos momentos que nos dan cuenta de que somos fuertes y que no queda otra que salir adelante.

Hay momentos en los que hacemos un alto, generalmente un cumpleaños, y ya en la mitad de la 2da década,  te pones a pensar y cuando te das cuenta toda tu vida pasa delante de tus ojos como una fuerte tormenta de verano y ¿qué hiciste con tu vida?

Pero boludeces mías, o de muchos, nos pasamos buscando a alguien especial y no nos damos cuenta de la gente maravillosa que tenemos a nuestro alrededor hasta que dejas de tenerlas cerca.

Volver a vivir a Buenos Aires, a donde nací, me hizo pensar y replantearme miles de cosas. Cuántas oportunidades dejé pasar por miedo, o por comodidad o por tener las prioridades mal ordenadas.  Y llegan los lamentos por la cobardía.

 

111

Pero como dicen todo pasa por algo. Tengo algo pendiente acá en Buenos Aires, algo que nació en épocas de escuela allá en las tierras coloradas y fue algo así como una promesa de alguien. Y realmente quiero empezar a ver si llegamos a algo o si realmente no funciona y avanzar.

Porque si hay algo que aprendí en todos estos años, es que para avanzar hay que resolver los asuntos pendientes del pasado. El pasado siempre vuelve a cazarnos, hay situaciones o cosas que siempre salen a la luz, así que hay que tenerlo presente pero en lo posible no dejar clavos sueltos.

222

 

El problema reside en el momento en el que das por supuestas ciertas cosas que sentías que eran obvias pero, en realidad, necesitaban ser recordadas. Y si ya no tienes la posibilidad de poder recordarlas ¿Cómo puedes seguir como si nada si sabes que has hecho algo mal? Y lo más curioso de todo y a la vez lo más doloroso, ¿cómo puede ser que el mundo continúe igual cuando para ti se ha parado?

Share

Contacto




Rellena todo el formulario.


Enviando...

Cerrar formulario