relfexiones

22 Jul

El final

By Pablus Monsoon

El final se acercaba y yo estaba emocionado, exaltado, ansioso de saber qué iba a pasar con él. Yo que lo seguí desde el principio, yo que me identifiqué con su personalidad, con su maldad, que su historia de amor y desamor parecía ser la mía.

Siempre me gustaron sus aventuras, sus desventuras, su carácter, su forma de manipular a las mentes, incluso la mía. Siento como si lo conociera de toda la vida, como si fuera un viejo amigo al que nunca dejé de ver, al nunca dejé de estar a su lado.

_074

Estaba esperando el final, pero no me había dado cuenta lo que eso significaba. Hasta ese punto, ya era tarde. Recién en ese momento caí en la realidad, caí en la cuenta que yo quería saber qué iba a pasar pero no saber qué ya pasó y nada volvería a pasar.

Y después del “El Final”, me quedó un sabor agridulce y una lágrima caía por mi mejilla, ahora quisiera no saber que se terminó y que no va a volver.

Share

01 Sep

La desconocida

By Pablus Monsoon

Me siento en el balcón del quinto piso y pienso que puedo verlo todo. Y por allí va la extraña señorita de siempre caminando con rapidez con la mirada pérdida y los labios curvados. ¿Qué se esconde tras ella? Su melena cae en forma de cascada sobre su espalda moviéndose de un lado a otro al compás de su ritmo acelerado.

Como de costumbre, a la vuelta de la esquina se para justo delante de la vidriera de la joyería y contempla con la mirada el interior. Luego, vuelve a emprender hacia a su destino. Dos manzanas más abajo, esquiva a la muchedumbre apurada que sale de la boca del subte.

Entonces, al cambiar de vereda, se pierde, donde mi vista no alcanza, donde no llego a oler su delicioso aroma y no puedo oír el repique de sus zapatos al pisar las flojas baldosas de Buenos Aires.

Así pasan las semanas y todo sigue igual. Ella recorre el mismo trayecto a la misma hora y yo la observo de manera silenciosa desde mi pequeño balconcito. Hasta que pasa un año y ella no aparece, llega tarde a nuestra cita diaria y yo me preocupo.

Y me arrepiento, ojalá me hubiera atrevido a saludarla e informarla sobre mi existencia. Pero no fui capaz, soy un cobarde y un estúpido. ¿Qué creía? ¿Que podría disfrutar toda la vida viéndola pasar una y otra vez para siempre? Ingenuo, estúpido…

DTLA-NISSAN-4-1

Pero entonces algo hace que levante la vista y abra los ojos sorprendido. Es ella, ha vuelto mi chica de melena oscura y mirada altiva. Pero… algo ha cambiado; hoy no está delante de la joyería, sino delante de un pequeño cartel que colgaron hace un par de días. No importa, hoy por fin hablaré con ella y la conoceré. A lo mejor mañana estaremos cenando juntos en ese restaurante de la esquina. Demasiado tarde… se ha ido. Bueno, mañana volverá a pasar.

Pero de repente, un grito aterrador rompe la tranquilidad de la avenida Las Heras. Me dirijo hacia el lugar de los hechos para averiguar que ha pasado y se me oprime el corazón. Voy corriendo hasta donde yace su cuerpo, casi sin vida. El rojo de su sangre me mancha la remera y los brazos. Ella fija su mirada en la mía, negro contra negro. Sonríe y escupe algo de sangre por la boca al intentar decirme algo. La cabeza me da vueltas y estoy tratando de contener los nervios esperando una ambulancia.

La gente grita y se amontona a nuestro alrededor y se comienzan a escuchar sirenas. Pero ella vuelve a abrir la boca y yo sólo presto atención a sus palabras sin importarme el resto: te estaré esperando. Y el peso de su cabeza cae inerte sobre mis manos.

No puede ser… Esto no me puede estar pasando a mí, se ha marchado llevándoselo todo. Me levanto y me voy de ahí, pálido como la muerte que rápidamente se la ha llevado. No tengo nada por lo que luchar ni por quien vivir. No vale la pena seguir así ¿Cómo una alma en pena lamentando la muerte de alguien a quien tan siquiera pudo llegar a conocer?

No encuentro razones para continuar luchando por algo irremediable. Es tiempo de moverte, de hacer algo, tiempo de dejar de pasar los días, dejar de postergar. Por una vez en tu vida y sé capaz de hacerlo.

Y allí me encontraba, a medio metro del balcón. Inspiro hondo mientras le doy una larga calada al cigarrillo, total el tumor está acabando lentamente con mis pulmones. Y sin pensármelo dos veces, salto. Y me dejo caer, desde un quinto piso, con los ojos cerrados. Y por mi mente pasan mil imágenes pero yo las rechazo todas, buscando la mejor: tu sonrisa.

A veces no hay segundas oportunidades, a veces es ahora o nunca.

Share

15 Jun

Condenados

By Pablus Monsoon

Un dulce niño es llamado, con miedo va al encuentro de la voz. Pero no se da cuenta, esa voz es de un monstruo que pronuncia su nombre desde lejanas tierras, más allá del entendimiento.

Esa voz es similar a la suya, es su lado oscuro llamándolo. Un alma condenada a vivir la soledad, aunque realmente no está solo.

Tiene miles de almas mortales para su vergonzoso apetito. El niño no tiene un cuento de hadas para dormir y, está vez, la soledad le duele como un infierno.

¿Qué hace la gente cuando la soledad duele demasiado? ¿Recurren a amigos o familiares? Esa no es una opción.

conden

Pobre niño, tan oscuro pero amoroso a la vez, y no tiene nadie a quien mostrarle ese lado amoroso. Entonces solo es un lobo que se vestirá de blanco para traicionar a una oveja. La sociedad lo condena, él condena a la sociedad.

Esto es lo que es, un niño de corazón helado, un inocente lobo en el rebaño, listo para destruir, un alma tan herida, tan sola. Llora y lo único que logra para calmar el dolor, es drogarse. Drogarse con la sangre de sus víctimas.

Lo quisieron convertir en alimento de cerdos y los volvió en su contra, lo dieron como alimento de serpientes y él solo bebió su veneno, para conseguir más poder. Lo dejaron a su suerte, en un frondoso bosque helado y lo escucharon aullar con los lobos.

Y esto es todo lo que es: un niño condenado en una sociedad condenada por sí mismo. Un paraíso embrujado, embrujado de miedo.

Share

30 Ene

Amistad de verano

By Pablus Monsoon | 1 comment

1

Me diste las palabras justas en el momento que más las necesitaba. No querías verme mal y te interesaste en escucharme. Me hiciste imponer ante los mal pensados, ante los habladores envidiosos, porque ni tú ni yo somos diferentes. Me hiciste hablar, aunque tenía tanto miedo de contar lo que me pasaba.

Parecía mentira, me hiciste dudar de tu existencia. No sé si eras real o solo un invento de mi mente, que estaba proyectando en ti a alguien que necesitaba. Pero ahí estabas, parado frente a mí, dispuesto a ser ese hermano que nunca tuve.

Pero llegó el día en el que te vi, con una maleta en tu mano, listo para partir. Debí encogerme de hombros y dejar ese egoísmo de querer tenerte para siempre. Tenía que haberlo supuesto, era demasiado bueno para durar, para ser totalmente cierto. Pero tu sencillez se había convertido en mi razón de vivir sin dolor.

friends

No voy a llorar, porque sé que es para tu bien. No te voy a reclamar nada, porque no soy lo suficientemente fuerte como hacerlo y entender que no tenés ninguna obligación de cumplir con mis reclamos.

No voy a aullar a los cuatro vientos, no voy a vender todo tu desdén, y aunque las heridas siguen doliendo, no hay rencor y el tiempo las sabrá curar. Lo tengo por sentado. Quisiera colgarme al ras de ti, pero me volvería loco. Lloré estrellas en el mar.

No sé si sufrir más, me hará cambiar. Sé que no debí, depender tanto de ti, pero siempre estabas ahí, nunca me negaste nada. Quizás también fue tu culpa, sabiendo que te tenías que ir. La culpa es compartida, como cada uno de los sentimientos generados.

Te quise, te quiero, pero ahora espero poder dejar de hacerlo, al menos hasta el próximo verano.

Share

27 Ago

Inspiración

By Pablus Monsoon

La amiga y enemiga de todo escritor: la inspiración. Cuesta mucho escribir sin ella, aunque no es imposible, el proceso simplemente tarda más de lo debido y muchas veces el trabajo terminado no es lo que uno hubiera querido que fuera.

La inspiración se desarrolla o viene sola. Se desarrolla con música, series, lecturas, una buena película. A veces viene de la nada y puede irse tan rápido como llegó. Los escritos que llegan de la inspiración “que viene sola”, me parecen los mejores porque están en estado puro, salieron del subconsciente que a veces piensa mejor las cosas que nuestro consciente.

En fin, depende de cada uno… por ejemplo, para Carlos Lascano, la inspiración parece venirle de la tranquilidad. Excelente video que lo demuestra.

INSPIRATION (New Soundtrack) from Carlos Lascano on Vimeo.

Share

Contacto




Rellena todo el formulario.


Enviando...

Cerrar formulario